Hace ya seis semanas que salimos de casa y casi sin darnos cuenta hemos llegado al final de nuestro viaje, volvemos con algo más de peso en las maletas, con ganas de volver a ver a nuestra gente pero al mismo tiempo sin poder evitar el deseo de prolongar estos días que hemos pasado juntos…irremediablemente vamos a tener que planear con urgencia un nuevo viaje.
No nos queda más que dar las gracias a los que nos han seguido en este blog con la esperanza de que hayan disfrutado con nosotros de nuestra experiencia.

Hasta pronto.

20140408-214647.jpg

20140408-214634.jpg

Va a resultar difícil decir algo de esta extraordinaria ciudad que no se haya dicho ya cientos de veces. Todos nosotros estuvimos aquí hace ya algo más de dos años y nos prometimos volver a visitarla, esto debe de ser algo común para todo el que la conoce pero nosotros hemos tenido la suerte de ver cumplido nuestro compromiso.
Hemos tenido también una gran suerte con el tiempo, ha sido verdaderamente primaveral y nos ha permitido disfrutar de la ciudad y de sus alrededores con la mejor luz que hubiéramos podido desear. Las visitas al Parque Muirs, Sausalito, Berkeley , los valles de Napa y Sonoma, y a la Isla Alcatraz han resultado especialmente gratas con el verdor primaveral y esta claridad que da el sol en estas latitudes comparable a la que ya conocemos de Madrid o Valencia y que nos ha permitido disfrutar de esa gama de colores que ofrece el paisaje cuando el ambiente está limpio y aireado.
La ciudad la hemos reencontrado paseando unas veces a pie, otras en coche y otras realizando el tour turístico en autobús, sea como sea esta imponente ciudad no deja de sorprender, si se es buen observador cada rincón puede proporcionar una información especial e irrepetible.
Tampoco hemos desaprovechado la oportunidad de degustar un buen cangrejo en la zona del puerto que por cierto, estos días de buen tiempo ha estado especialmente animada.
Sea como sea la mezcla de mar y tierra,sus calles inclinadas, sus puentes, la gente que la habita, sus olores, sus dimensiones , la apacible y respetuosa mezcla de sus culturas…todo hace que esta ciudad sea imposible de olvidar y que se desee volver a visitar ya antes de abandonarla.
Mañana empezaremos el viaje de vuelta, Umberto y Reina tendrán un viaje más corto a Miami pero el resto viajaremos en contra del tiempo, buscando la noche, atravesándola y reduciéndola a unas pocas horas para llegar a Amsterdam en la mañana del día 10, en este viaje se nos robarán nueve horas de nuestra vida, las mismas que progresivamente se nos regalaron en el viaje de ida.
Interesante reflexión esta, tendremos que ampliarla en nuestro próximo viaje.

20140408-215114.jpg

20140408-215135.jpg

20140409-084422.jpg

20140408-214919.jpg

Ha amanecido un día precioso y antes de trasladarnos a Carmel hemos dado un paseo por los muelles de Monterey que están repletos de tiendas y restaurantes especializados en pescado, todos los edificios están hechos en madera al igual que los propios muelles. A primera hora de la mañana se puede pasear tranquilamente , pero a medida que avanza el día se llena de visitantes especialmente si es fin de semana. Las focas se pelean por conseguir un sitio para tumbarse al sol en las plataformas flotantes que han habilitado para ellas.
Carmel es un pequeño pueblo fronterizo con Monterey cuyas viviendas se encuentran construidas entre los árboles de una zona boscosa. En el centro existen unas cuantas calles con comercios y restaurantes muy cuidados en su aspecto y en la calidad de los productos que ofrecen, el aspecto de calles y edificios es de primor, es como sí se hubiera establecido una sana competencia entre los comerciantes por conseguir el edificio y decoración de su negocio más original y de refinado gusto. Verdaderamente resulta imposible encontrar un solo rincón del pueblo descuidado.
Después de disfrutar de un tranquilo paseo por el pueblo hemos visitado la Misión de San Carlos Borromeo que se encuentra en el centro del pueblo y es donde está enterrado Fray Junípero Serra.
Antes de comer hemos pasado por el hotel Mission Ranch de Clint Eastwood. Parece ser que la razón por la que se presentó a alcalde de Carmel fue porque se le había negado por el consistorio el permiso de construir en el rancho el hotel que él deseaba, siendo alcalde consiguió realizar las obras que él había previsto.
Para almorzar hemos elegido el restaurante Casanova, recomendado por el conserje de la misión que ha resultado ser un catalán que lleva viviendo en Carmel bastantes años. Para no ser la excepción , el restaurante ha estado a la altura de lo comentado para el pueblo de Carmel tanto en su decoración como en la calidad de su comida.
Por la tarde hemos reanudado el viaje y hemos llegado a San Francisco antes de anochecer por lo que al entrar por el puente de Oakland hemos podido contemplar ambos lados de la bahía y cómo no, el Golden Gate al fondo del lado derecho.
El hotel Clift Morgans se encuentra muy cerca de Union Square, es decir céntrico y nos permitirá acceder con facilidad a los diferentes lugares que deseamos visitar.

20140406-205159.jpg

20140406-205217.jpg

20140406-205229.jpg

20140407-230909.jpg

20140407-230938.jpg

20140407-230956.jpg

20140408-214505.jpg

Hemos desayunado en el hotel Océan antes de dar un paseo por el muelle y dirigirnos a la misión de Santa Bárbara, es interesante conocer el tardío esfuerzo colonizador de España en California pues estamos hablando de la segunda mitad del siglo XIIX y de la implantación de más de veinte misiones como soporte de la presencia española.
En el trayecto hacia Monterey hemos disfrutado de un hermoso paisaje primero atravesando una rica zona de tierras de cultivo con fincas de uva, alcachofa , tomate, naranjos … y después circulando por la sinuosa carretera que recorre la costa, ha coincidido que el día ha sido despejado y hemos podido disfrutar de una hermosa puesta de sol sobre el inmenso horizonte del Océano Pacífico.
En el camino hemos comido en un peculiar hotel- restaurante, Madonna Inn, con una decoración muy especial y muy americana, su nombre corresponde al apellido de su fundador, el propietario de un rancho de la zona que quiso tener una experiencia en el negocio de la hostelería.
No ha sido posible visitar la mansión Hearst en San Simeon pues hemos llegado fuera del horario que tienen establecido, sí que nos hemos hecho una idea de lo que es esa excentricidad de millonario y de lo que significa visitando el museo que tienen organizado al inicio del recorrido.
Verdaderamente el camino entre Santa Bárbara y Monterey es muy accidentado pero merece la pena hacerlo pues la mezcla del verdor de las montañas y el azul del mar proporcionan después de cada curva un espectáculo diferente pero siempre magnífico.
Ya de noche hemos llegado al hotel Pacífico en Monterey y hemos cenado en la marina.
Mañana visitaremos Monterey, Carmel y realizaremos la última etapa de nuestro viaje a San Francisco.

20140405-220913.jpg

20140405-220937.jpg

El Barco ha llegado a Los Ángeles con algo de retraso por lo que con el control de pasaportes y la recogida del coche de alquiler no hemos estado listos hasta las 13 horas. Hemos visitado la parte antigua de Los Ángeles, es pequeño pero es sorprendente que el barrio de Olvera haya sobrevivido al empuje de esta enorme ciudad, es como encontrarse en un pequeño pueblo mejicano.
Por la tarde hemos llegado a Santa Bárbara que es una ciudad turística muy bien cuidada, el hotel está situado en el paseo marítimo con las todas las habitaciones repartidas en diferentes edificios de de dos plantas que es la forma habitual de construcción en esta zona.
Mañana viajaremos hacia Monterey pero antes visitaremos la misión de Santa Bárbara.

20140405-203344.jpg

20140405-203353.jpg

20140405-203403.jpg

20140405-203411.jpg

20140405-203424.jpg

20140405-203438.jpg

Después de tres días de navegación hemos llegado a Cabo San Lucas, ya estuvimos aquí en el crucero de la vuelta al mundo, es el centro de una zona de promoción turística dirigida al cliente procedente de Estados Unidos que inicialmente utilizó el atractivo de su riqueza en pesca pero que hoy tiene una amplia oferta de otras variadas atracciones.
Cabo San Lucas se encuentra en el extremo sur de la península de California y es el lugar de entrada a las aguas cálidas del golfo del mismo nombre en el que vienen a criar gran variedad de peces todos los años.
En esta ocasión hemos contratado un paseo en barco por la costa, y verdaderamente ha merecido la pena pues las ballenas jorobadas nos han obsequiado con una colección de saltos verdaderamente espectaculares y hemos tenido la suerte de ver esta magnífica exhibición a poco más de diez o quince metros desde nuestro pequeño barco, el paseo se ha completado con una visita a la colonia de focas y a los lugares más emblemáticos de la zona.
Después hemos andado por el puerto para hacer algunas compras y cómo no degustar unas margaritas.
Esta es nuestra última escala antes de Los Ángeles donde llegaremos pasado mañana, así dispondremos de un día completo de navegación para preparar nuestras maletas.

20140331-164148.jpg

20140331-164158.jpg

20140331-164212.jpg

20140331-164223.jpg

20140331-164500.jpg

20140331-164515.jpg

Estamos llegando al final del crucero y es hora de hacer balance del viaje que iniciamos en Buenos Aires el pasado 25 de febrero, son muchas las cosas que hemos visto y sentido desde que salimos de Caracas, Barcelona, Madrid e Ibiza (CA-BA-MA-I) para reunirnos en esa ciudad al otro lado del mundo, en estos momentos se acumulan en nuestros recuerdos noches de tango, gauchos cabalgando por la Pampa, olores de buena carne asada, risas que suenan a música, las llamadas de los Pingüinos de Magallanes reclamando a sus parejas, guanacos y ñandús huyendo de nuestra presencia, la lluvia polar mojando nuestros rostros en Las Malvinas, la desilusión de no haber podido pasar por Cabo de Hornos, gritos de alegría al completar una canasta de comodines, el frío del hielo polar anticipándose a nuestro camino, el rojo placer de degustar una buena centolla, el agudo silbido del viento en nuestras ventanas al entrar en el Estrecho de Magallanes, risas que alegran el alma, la extrema soledad de los glaciares en los fiordos chilenos, la imponente sombra del volcán Osorno sobre el lago Miraflores, ese runrún de fondo de inglés americano que nos ha acompañado durante todo el crucero, el incomprensible geroglifo de la península de Paracas, las hembras de los leones marinos enseñando a nadar a sus crías en las islas Ballestas, risas que nos hacen sentir vivos, largas conversaciones de atardecer en el agradable frescor de la piscina, los inolvidables aromas de la cocina peruana, la triste pobreza de las chabolas de Lima, el relajante verdor de los cafetales de Costa Rica, la solícita amabilidad de los camareros que han atendido nuestras cenas, las inmensas plantaciones de caña de azúcar de San Juan del Sur en Nicaragua, el cadencioso vaivén del barco meciendo nuestro sueño, risas que aman, los imponentes saltos de las ballenas jorobadas en el Cabo San Lucas…pero por encima de todos estos recuerdos, como un cálido manto inmaterial que lo cubre todo nos recordaremos los unos a los otros en múltiples situaciones, haciendo esto o diciendo aquello, en realidad no importa mucho el qué pues lo realmente importante es que estamos convencidos de que ese recuerdo nos acompañará durante muchos años y nos ayudará a mantener viva nuestra amistad durante muchos años más.

20140401-091358.jpg

20140402-143010.jpg

20140402-142958.jpg

20140402-143109.jpg

20140405-092508.jpg

20140405-092538.jpg

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.