23-04-2015 En Asís, Spello y Passigniano

El desayuno en la Casa Rural ha sido muy agradable, más por el ambiente, la compañía y por los aromas campestres que por la calidad del desayuno que ha resultado ser bastante normalito. La propietaria es una mujer de conversación agradable que nos ha ayudado a comprender la actividad agrícola de la zona.

En esta zona el terreno de cultivo está sobre colinas suaves y vaguadas y se cultiva olivo, cereal y forraje, no se ven terrenos sin cultivar. La población se reparte en pequeños pueblos bastante cercanos unos de otros en los que siempre hay un polígono industrial en activo, esta circunstancia hace que los habitantes de la zona tengan un buen nivel de vida, circunstancia que se evidencia en el estado de conservación de las casas y granjas.

La mañana se ha pasado rápida mientras hemos llegado a Asís, aún quedan restos de los edificios civiles de la época romana aunque la mayor parte de los edificios más importantes pertenecen a los siglos XII y XIII. El coche quedó aparcado en la parte alta cerca de la iglesia de Santa Clara y el paseo lo hemos hecho bajando hacia la Basílica de San Francisco, nos hemos resistido a rehacer lo andado por un camino tan empinado y hemos cogido un taxi para volver al aparcamiento, el camino ha sido corto pero suficiente para aprovechar la amable conversación del conductor.

El camino a Spello ha sido corto, en ésta ciudad  también quedan restos romanos como las murallas y las  puertas de acceso a la antigua ciudad, merece la pena esforzarse en pasear por sus empinadas calles para poder disfrutar de sus edificios y pintorescos rincones. El restaurante que nos han recomendado estaba cerrado y hemos optado por otro que no ha estado mal (¿se puede comer mal en Italia?) tanto por la calidad de la comida como por el gran corazón de la camarera, es como si tuviera dos.

Ya al atardecer nos hemos dirigido a Passigniano, una agradable ciudad a orillas del lago Trasimeno .De vuelta a la Casa Rural nos han preparado una espléndida cena  después de unos jugar a la canasta y otros aprovechar  para repasar las noticias del día.

Este nivel de ingesta no lo vamos a poder aguantar, cargados de buena voluntad y espíritu de sacrificio nos hemos propuesto reducir la cena a un yogur y una pieza de fruta, es cierto que este compromiso lo hemos tomado recién cenados…

Asís

Asís

Asís

Asís

Asís

Asís

Spello

Spello

Spello

Spello

 

Spello

Spello

 

Passigniano

Passigniano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: